Seleccionar página

Kama sutra

Todos hemos escuchado hablar en alguna ocasión del Kama Sutra y sabemos que se trata de un libro muy antiguo relacionado con el sexo. Aunque si no lo conoces todavía, no te preocupes. Muchos piensan que tan solo se trata de un libro de posiciones sexuales, y aunque no están del todo equivocados, el Kama Sutra es mucho más que eso.
Kamasutra

¿Qué es el Kama Sutra?

El Kama Sutra son unas obras escritas entre el año 400 a. C. y 200 d. C. en la India y se considera como el trabajo escrito para poder definir la satisfacción de la vida en referencia al amor, al sexo, al bienestar emocional y al erotismo. La palabra está compuesta por un acrónimo de dos palabras. Para empezar a entender su significado, tenemos que fijarnos en su primera palabra «Kama», que significa «amor, placer, deseo o sexo«. La segunda palabra es «Sutra» y tiene como significado «hilo» o «texto». Se dice que el Kama Sutra fue escrito por un filósofo llamado Vatsyayana. Aproximadamente el 20% del contenido del Kama Sutra habla de diferentes posturas sexuales, y el resto del texto sagrado es una guía sobre el arte de amar que habla de muchos temas, entre los cuales encontramos los siguientes:
  • La vida familiar
  • La naturaleza del amor
  • El deseo
  • La mezcla de perfumes
  • El equilibrio de las energías masculinas y femeninas
  • La filosofía del amor

¿Cuántas posturas sexuales tiene el Kama Sutra?

Las posturas incluidas en el Kamasutra han ido aumentando con el paso del tiempo. Son las que funcionan como base para las relaciones sexuales. Según el libro, hay 8 posiciones básicas con 8 variantes cada una que pueden cruzarse entre ellas. Por lo tanto, el Kama Sutra tiene un total de 64 posiciones sexuales. Con el paso de los años, se crearon diferentes versiones del libro original, por lo que las posiciones fueron creciendo paulatinamente en cantidad. Pero tenemos que tener claro que la base son las posturas originales, y que todo lo nuevo se trata únicamente de variaciones.

¿Cómo empezar con el Kama Sutra?

Si a ti y a tu pareja os apetece probar algunas posiciones del KamaSutra, lo más recomendables es que empecéis con las posiciones básicas para principiantes. Una vez domines las posturas más sencillas, podrás experimentar con las más complicadas. Si no tienes claro cuál elegir, siempre puedes hablar con tu pareja y decidir cuál os apetece más para la ocasión. Aquí se trata únicamente de probar posiciones sexuales nuevas para abrir nuevos caminos en vuestra sexualidad, y que no haya ningún tipo de presión entre vosotros. En el sexo, la naturalidad y la fluidez son esenciales.
Kama sutra

Posiciones fáciles del Kama Sutra

Dentro de las 64 posiciones originales que muestra el Kama Sutra, existen algunas posturas sexuales más sencillas que otras, y sirven básicamente para iniciarse. A pesar de que se describe el uso de la mujer y el hombre en casi todas las descripciones del KamaSutra, estas posiciones sexuales sirven tanto si vas a mantener relaciones sexuales con un hombre o con una mujer.

Flor de Loto

La posición Flor de Loto es una posición suave y lenta, por lo que puede servir como postura para empezar. Si te gusta mirar a los ojos y tener una gran intimidad mientras tocas por todas partes, esta postura será una buena elección. Para realizar esta postura, uno de los dos se tiene que sentar encima de una alfombra o una cama con las piernas cruzadas, y la otra persona se sienta a horcajadas encima. La persona que se pone encima tendrá el control de la situación.

El Caracol

El nombre de esta postura puede llevar a engaño, ya que un caracol quizás no es la imagen más sexy que podemos imaginar. Pero el nombre es lo de menos. La persona receptora se estira y levanta las rodillas hasta la zona del pecho. Después, coloca los pies por encima de los hombros del donante. El donante se arrodilla mirando al frente y procede a penetrar a su compañera, apoyando el peso sobre los brazos del receptor. Para esta postura sexual, el lubricante es esencial, ya que la penetración será realmente profunda.

El jinete

Esta postura sexual podría llamarse tranquilamente la Vaquera invertida o el Jinete inverso. El donante se estira boca arriba, estirando las piernas. La persona receptora se pone encima posicionada hacia los pies del donante en forma de horcajadas. El receptor puede inclinar su cuerpo hacia delante apoyándose en las rodillas del donante. Esta posición da mucho juego, ya que la capacidad de movimiento es muy alta, por lo que la imaginación puede volar hasta límites inimaginables.

El bambú

Nos encontramos con una variante de la posición del misionero. En este caso, conseguiremos una penetración muy profunda, al igual que la postura del caracol. Estando acostado sobre su espalda, la persona receptora pone las piernas sobre la cama y levanta a la otra persona en el aire. A horcajadas en su pierna, la persona donante coloca la pierna levantada del receptor encima de su hombro. Bendito kama sutra ! En ese momento ya puede empujar al compañero. Las dos manos del receptor están completamente libres para uso según la imaginación o quizás usar un vibrador.

El 69

El sexo oral también se encuentra presente dentro de las posturas del Kama Sutra, con el archiconocido 69. Esta posición sexual busca la igualdad y el equilibrio de las dos personas, ya que las dos personas reciben por igual. Esta postura puede combinarse con el juego de mesa erótico Misión69 para mezclar la diversión del juego con la sensualidad del Kama Sutra. Es una opción muy aconsejable y que os aseguramos que será una combinación explosiva para conseguir unas sensaciones físicas y emocionales que nunca habéis experimentado. También disfrutar de nuevas posiciones sexuales.
Abrir chat
A %d blogueros les gusta esto: